RSS

SEA INTELIGENTE CON SU CRÉDITO

Monday, Sep 8, 2008

Convertirse en adulto es un acontecimiento maravilloso para la mayoría de los jóvenes. En Arkansas, se considera adulto a toda persona mayor de 18 años y este estado trae consigo muchas responsabilidades. Una de las cosas que pueden ocurrir a la edad 18 es que los consumidores pueden solicitar y recibir crédito.

Mientras que el señuelo del crédito puede ser duro de resistir, los jóvenes deben tener presente varias cosas antes de llenar una aplicación de crédito. Primero, el crédito no es dinero gratis y es en su lugar una manera de comprar bienes y servicios y de pagarlos en el futuro. Cada vez que los consumidores utilizan o solicitan crédito, esto puede tener un impacto en su historia de crédito y clasificación de crédito, ambos determinan la capacidad de un consumidor de pagar un préstamo. Al elegir una tarjeta de crédito, tenga por favor presente lo siguiente:

• La tasa de interés anual (por sus siglas en inglés APR) es la cantidad que usted paga por pedir prestado el dinero sobre una base anual. A veces llamada tasa de *interés. Cuando la tasa se aplica al balance, usted puede ver cómo se aplica a su balance mensual. Esta figura se conoce como carga de financiamiento. A menos de que usted sepa que puede pagar al balance completo cada mes, obtenga la tarjeta de crédito con el interés más bajo.
• Las promociones de regalos no son razón suficiente para solicitar crédito; Algunas compañías de tarjeta de crédito cobran un cargo anual mientras que otras no lo hacen. Sin embargo, una tarjeta sin cargo anual podría estar acompañada de un APR más alto;
• El período de gracia es el tiempo que corre entre el momento en que usted compra algo y el momento en que se considera que usted debe su pago. No todas las tarjetas de crédito tienen un período de gracia. Esto significa que el interés comenzará a acumularse al momento de la compra. Pregunte por el período de gracia y seleccione solamente una tarjeta que le dé la oportunidad de hacer su pago completo cada mes sin incurrir en intereses en concepto de financiamiento.
• Sea consciente de la diferencia entre los tipos de interés, promocionales o introductorios. Muchas tarjetas comienzan con tarifas bajas pero son elevadas eventualmente a tarifas más altas. Cerciórese de conocer cuándo aumentará la tarifa;
• Lea la letra chica (recuerde – la aplicación de tarjeta de crédito es un contrato);

• Las tarjetas de crédito tienen un gran valor y son a menudo blanco de ladrones de identidad. Poseer una tarjeta de crédito es una responsabilidad. Si usted posee una tarjeta de crédito, por favor tenga presente lo siguiente:

• Guarde sus recibos como si fueran dinero en efectivo así como cualquier otro documento que especifique los detalles de sus compras. Esto le ayudará a resolver cualquier conflicto que pueda presentarse;
• Nunca preste su tarjeta;
• Nunca dé su número de tarjeta por teléfono a menos que usted haya iniciado la llamada y se trate de una compañía de buena reputación;
• Firme su tarjeta de crédito con pluma tan pronto como la reciba;
• No firme recibos en blanco;
• Escriba a la compañía de la tarjeta de crédito si hay cargos que usted cuestiona en su estado de cuenta; haga esto lo antes posible después de recibir el estado de su cuenta. Usted tiene solamente un periodo limitado para disputar cargos no autorizados o inexactos.
• Repase cuidadosamente sus cuentas para cerciorarse de que no hay cargos no autorizados.

Para más consejos sobre tarjetas de crédito, visite el sitio de Internet del Procurador General http://www.arkansasag.gov/, o entre en contacto con el Departamento de Protección Pública del Procurador General al (501) 682-2341 o al número gratuito (800) 482-8982.

Staff Login