RSS

LOS COBRADORES DE DEUDAS DEBEN SEGUIR LA LEY

Wednesday, Sep 18, 2013

LITTLE ROCK – Los consumidores que se han atrasado en pagar sus facturas – e incluso algunos que no lo han hecho - probablemente se encuentran familiarizados con incesantes llamadas de algunas agencias de cobro de deudas.

La División de Protección al Consumidor del Procurador General Dustin McDaniel a menudo escucha las quejas de los consumidores sobre tácticas de cobro injustas, acosadoras o ilegales. El cobro de deudas se encuentra entre las principales categorías de quejas que hacen los consumidores ante la Procuraduría. Y, en una reciente reunión en Little Rock, Arkansas los defensores del consumidor y líderes de la comunidad expresaron su preocupación por algunas prácticas de cobro a McDaniel y Richard Cordray, director de la Oficina de Protección Financiera de los Consumidores de los Estados Unidos.

La Ley Federal de Prácticas Justas del Cobro de Deudas está diseñada para proteger a los consumidores de abusos. McDaniel emitió hoy esta alerta al consumidor para dar a conocer sus derechos bajo la ley de Arkansas.

"Los consumidores que están luchando por pagar una deuda no deberían también tener que lidiar con el acoso de un cobrador de deudas," dijo McDaniel. "La Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas ofrece protecciones para todos los estadounidenses y los consumidores que están enfrentando dificultades financieras deben saber sus derechos bajo la ley".

La ley cubre deudas personales, familiares y de la vivienda, tales como hipotecas, tarjetas de crédito, pagos de autos y gastos médicos vencidos. Las deudas entre comerciantes no están cubiertas por la ley.

Los consumidores que son contactados por cobradores de deudas deben saber que los coleccionistas se rigen por normas diferentes, incluyendo:

• Los cobradores de deudas solamente pueden ponerse en contacto con una persona entre 8 a.m. y 9 p.m. No pueden contactar a alguien en su puesto de trabajo si los cobradores son conocen que el empleador prohíbe llamadas personales.
• Un cobrador de deudas tiene prohibido acosar, intimidar, amenazar o avergonzar a un deudor de ninguna manera al intentar cobrar una deuda.
• Un coleccionista no puede amenazar con tomar acciones legales si esa acción no es una opción real para el coleccionista, ni puede amenazar con iniciar cualquier acción que él o ella no pretenda tomar.
• Los cobradores de deudas tienen prohibido realizar afirmaciones falsas o engañosas, como falsamente asociar su nombre con el de una oficina gubernamental o agencia de crédito. No se les permite usar falsas amenazas de encarcelamiento o cargos criminales.
• Los cobradores de deudas están autorizados sólo a discutir una deuda con el deudor, abogado del deudor, una oficina de crédito, el acreedor o abogado del acreedor. Mientras que los cobradores de deudas pueden comunicarse con otros para determinar donde el deudor vive o trabaja, no pueden revelar información de la deuda.

Para los consumidores que quieran que un cobrador de deudas deje de contactarlos, pueden enviar una solicitud mediante correo certificado. A partir de ese momento, el coleccionista sólo puede comunicarse con el consumidor para confirmar la recepción de la solicitud o para informar al consumidor que se tomarán acciones adiciones, como la presentación de una demanda en su contra.

Además, los cobradores de deudas deben enviar un "aviso de validación" a los consumidores dentro de cinco días luego de realizar una llamada de colección. Los consumidores tienen derecho a ser provistos de prueba de la deuda antes de que los coleccionistas puedan adoptar medidas adicionales para cobrar la misma.

Los consumidores que crean que un cobrador de deudas ha violado la ley deben documentar cualquier comunicación con el colector y presentar un informe ante la Procuraduría, la Comisión Federal de Comercio (www.ftc.gov) o la Junta de Agencias de Cobro del estado de Arkansas (www.asbca.org).

Los consumidores pueden demandar a un colector ante la corte estatal o federal hasta un año después de la fecha en que se violó la ley. Pero los consumidores deben recordar que incluso si se encuentran con un colector que ha violado la ley, el consumidor permanece responsable de la deuda si esta es legítima.

Para obtener más información sobre este u otros asuntos del consumidor, póngase en contacto con la División de Protección al Consumidor de la Procuraduría General llamando al (800) 482-8982 o visite www.arkansasag.gov/spanish.


Staff Login