RSS

EVITE LAS LESIONES RELACIONADAS CON FUEGOS ARTIFICIALES

Wednesday, Jun 26, 2013

LITTLE ROCK – Los fuegos artificiales como parte de las festividades del día de la independencia son una tradición tan antigua como la nación. En 1776, el futuro Presidente John Adams escribió a su esposa, Abigail, que la independencia del país debía celebrarse con "... fogatas y luces de un extremo al otro del continente a partir de este momento y para siempre."

Muchos residentes de Arkansas sin duda continuarán la práctica, ya sea viendo un despliegue llevado a cabo de forma profesional o comprando sus propios fuegos artificiales. Para aquellos que decidan utilizar ellos mismos fuegos artificiales, el Procurador General Dustin McDaniel publicó esta alerta al consumidor hoy ofreciendo consejos de seguridad e informar a los consumidores sobre la ley del estado en relación con los fuegos artificiales.

"Los fuegos artificiales son una tradición americana y una parte importante de los eventos del día de la independencia para muchos de nosotros, pero los fuegos artificiales pueden ser extremadamente peligrosos cuando no se usan adecuadamente", dijo McDaniel. "Aquellos que encienden fuegos artificiales deben tomar algunas precauciones para que el día sea seguro y agradable para todos".

Un estudio realizado por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos mostró que el 60 por ciento de todas las lesiones relacionadas con fuegos artificiales el año pasado se produjeron dentro de los 30 días alrededor de la fiesta del 4 de julio. En el 2012, seis personas murieron por lesiones causadas por fuegos artificiales y aproximadamente 8,700 personas fueron tratadas en salas de emergencia.

Según la CPSC, más de la mitad de las lesiones relacionadas con fuegos artificiales involucraron quemaduras en las manos, cabeza y cara. La mayoría de las lesiones se asocian a fuegos artificiales defectuosos o su uso inapropiado.

"La ley de fuegos artificiales de Arkansas" limita el tipo de fuegos artificiales que pueden ser vendidos en el estado y la cantidad de material explosivo que puede contener cada fuego artificial.

Los vendedores de fuegos artificiales deben obtener una licencia del estado y seguir ciertas restricciones, entre ellas la prohibición contra la venta de fuegos artificiales a cualquier persona menor de 12 años o a alguien que parezca estar en estado de embriaguez. Las leyes locales también pueden aplicarse a la venta de fuegos artificiales.

Sólo se permite el uso de fuegos artificiales de "Clase C", y estos sólo pueden ser vendidos del 20 de junio al 10 de julio y del 10 de diciembre al 5 de enero. Cada producto debe etiquetarse "I.C.C. Fuego Artificial Común de Clase C." La clase C incluye velas romanas, petardos, helicópteros, fuentes cilíndricas, cono fuentes, ruedas, antorchas, minas y conchas, y saluda aéreo.

Otros dispositivos, tales como luces de bengala, palillos de humo y serpentinas, se pueden vender en cualquier momento.

McDaniel y la CPSC alentó a los consumidores que usan fuegos artificiales este año a seguir estas recomendaciones de seguridad:
• Sólo compre fuegos artificiales a la venta legalmente por vendedores que posean la adecuada licencia emitida por el estado.
• Vigile a los niños y asegúrese de que los adultos enciendan todos los fuegos artificiales, inclusive las luces de bengala adecuadamente. Tenga en cuenta que las luces de bengala o estrellas se queman a una temperatura de cerca de 2,000 grados.
• Tenga a mano una manguera de jardín o balde de agua en caso de incendio.
• Sólo encienda un fuego artificial a la vez.
• Asegúrese de estar a una distancia segura de los demás antes de encender los fuegos artificiales y nunca apunte hacia las personas. Los que enciendan fuegos artificiales nunca deben colocar parte de su cuerpo directamente sobre un dispositivo de fuegos artificial al encenderlo.
• Nunca encienda fuegos artificiales en recipientes de metal o vidrio.
• Para evitar la posibilidad de que la basura se prenda, los fuegos artificiales que han sido usados deben ser rociados con agua antes de ser tirados a la basura.
• Nunca trate de encender nuevamente un fuego artificial defectuoso o que se encuentra en mal estado. En su lugar remójelo con agua y échalo a la basura.
• No compre fuegos artificiales empacados en papel chocolate. Esto suele ser señal de que son fuegos artificiales que sirven para exhibiciones profesionales y podrían ser peligrosos para los consumidores.
Para obtener más información sobre este u otros asuntos del consumidor, visite el sitio Web de la División de Protección al Consumidor del Procurador General, www.GotYourBackArkansas.org o llame a la División al (800) 482-8982.

Staff Login