RSS

NO ABRA LA PUERTA A LOS PROBLEMAS

Wednesday, May 1, 2013

Little ROCK – ¿Quién llama a su puerta? En algunos casos, problemas.

Es esa época del año donde los propietarios de hogares de Arkansas notarán un aumento de las ventas a domicilio, de vendedores ofreciendo a menudo mejoras al hogar o sistemas de seguridad. Muchos de los vendedores ofrecerán artículos legítimos que benefician a los consumidores, pero a veces el producto no cumple con lo que se promete durante la venta.

En estas circunstancias, la ley de Arkansas protege a los consumidores que son sujeto de tácticas de ventas de alta presión y que podrían estar dudando sobre la compra realizada o aceptar un contrato a largo plazo. El Procurador General Dustin McDaniel publicó esta alerta al consumidor hoy para informar a los residentes de Arkansas sobre sus derechos bajo la Ley de Arkansas sobre Ventas a Domicilio.

"Puede ser difícil decir no a alguien que se encuentra de pie en su portal y promete lo que parece ser una ganga", dijo McDaniel. "Sin embargo, como hemos dicho antes, algunas ofertas son demasiado buenas para ser verdad. En caso de que alguien es víctima de falsas promesas o tiene dudas después de una venta de alta presión, hay un remedio bajo la ley de Arkansas".

La Ley de Ventas a Domicilio ofrece a los consumidores el derecho de cancelar cualquier venta a domicilio dentro de los tres días siguientes a la compra del artículo o servicio. Los consumidores pueden cancelar una venta realizada en su casa o en cualquier lugar que no sea el domicilio permanente del vendedor.

Los consumidores tienen hasta la medianoche del tercer día luego de la compra para cancelar las compras de un valor de $25 o más y exigir un reembolso completo. Pueden cancelar por cualquier razón.

La ley requiere que el vendedor informe verbalmente a los consumidores sobre sus derechos de cancelación en el momento en que se realiza la venta o se firma el contrato. El vendedor debe proporcionar también un formulario de cancelación y una copia del contrato o recibo.

McDaniel ofrece estos consejos para aquellos que abrirán sus puertas a vendedores:
• No importa lo atractivo que pueda ser el precio ofrecido, tome unos días para considerar la oferta. Puede ser ventajoso obtener cotizaciones o investigar para asegurarse de que el acuerdo es legítimo.
• Nunca permita que un vendedor instale un producto, como un sistema de alarma, en su casa el mismo día en que el vendedor llega a la puerta. Tómese el tiempo de considerar la oferta. Sin embargo, incluso si se instalan equipos u otros artículos antes de la finalización del período de cancelación de tres días, los consumidores todavía tienen derecho de cancelar la venta o el contrato.
• Desconfíe de las ofertas que ofrecen instalación o equipo "gratis". Aunque algo se ofrezca inicialmente sin cargo alguno para hacer más atractiva una venta, al final el consumidor pagará por el producto a través de contratos de largo plazo y alto costo.
• No caiga en las tácticas de uso frecuente durante las ventas de alta presión, tales como ofertas que son "sólo por el día de hoy," que su hogar ha sido especialmente seleccionado" para una oferta, o que el vendedor está "tratando de deshacerse del inventario adicional".
McDaniel dijo que los consumidores deben tener en mente que hay limitadas excepciones dentro de la Ley de Ventas a Domicilio. Entre las cuales se incluyen reparaciones de bienes personales, como sistemas de calefacción y aire acondicionado u otros dispositivos.

Para obtener más información acerca de este u otros temas del consumidor, comuníquese con la División de Protección del Consumidor de la Procuraduría General al (800) 482-8982 o visite el sitio web de la División Protección del Consumidor, www.GotYourBackArkansas.org.

Staff Login