RSS

HAGA QUE EL USO DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO SEA UNA BUENA PARTE DE LA VIDA UNIVERSITARIA

Wednesday, Sep 7, 2011

LITTLE ROCK – Comenzar una carrera universitaria implica muchas nuevas libertades, así como responsabilidades. Aprender a usar sabiamente una tarjeta de crédito es parte de ambas.

"Incluso antes de que los estudiantes de primer año de este año se acomoden en sus dormitorios, les comienzan a hacer ofertas de tarjetas de crédito," dijo el Procurador General Dustin McDaniel. "Mientras que las tarjetas de crédito hacen más fácil hacer compras necesarias, también hacen más fácil gastar más de lo que uno realmente puede."

McDaniel emitió esta alerta al consumidor de esta semana para ofrecer a los estudiantes universitarios información útil y consejos sobre el uso de su tarjeta de crédito.

La mayoría de las compañías de tarjetas de crédito ofrecen líneas de crédito limitadas y relativamente altas tasas de interés. También son muy fáciles de obtener. Una vez en la mano, el atractivo de los planes de crédito "compre ahora, pague después" a veces significa miles de dólares en deuda en el futuro de algunos estudiantes.

Los estudiantes que deseen hacer caso omiso a la oferta de tarjeta de crédito deben desechar las aplicaciones de tarjeta de crédito estratégicamente porque generalmente contienen información personal. Cualquiera podría obtener la aplicación, llenarla y cometer robo de identidad, señaló McDaniel.

Casi el 80 por ciento de estudiantes universitarios poseen al menos una tarjeta de crédito, de acuerdo con el sitio web financiero www.studentcreditcard.com y el 32 por ciento tienen cuatro o más tarjetas de crédito. La cantidad estimada de la deuda de los estudiantes universitarios varía. Un estudio realizado por la Universidad de Georgetown indica que la cantidad promedio es de $532 mientras que la compañía de préstamo estudiantil Nellie Mae informa que el promedio es cerca de $2,700.

Los estudiantes se encuentran en problemas cuando no pueden pagar cada mes el importe total de sus cuentas de tarjetas de crédito. Tener saldos en las tarjetas de crédito puede ser muy costoso, especialmente si el estudiante no hace más que el pago mínimo cada mes. Esto es así porque los cargos finales y los intereses devengados se siguen agregando a los saldos pendientes de pago.

Peor aún, el retraso en los pagos de tarjeta de crédito afecta la calificación crediticia de un alumno y una mala calificación crediticia puede afectar la posibilidad de alquilar un apartamento, comprar un automóvil o incluso conseguir un trabajo. Las compañías de seguros también podrán consultar los informes de crédito. Lamentablemente, la notación negativa permanece en el registro de crédito de una persona aun cuando el saldo de la cuenta es pagado en su totalidad más adelante.

Sin embargo, cuando se utilizan con responsabilidad, las tarjetas de crédito pueden ayudar a un estudiante a establecer un historial de crédito respetable. Alrededor del 90 por ciento de los estudiantes usan sus tarjetas de crédito responsablemente, de acuerdo a la Web, y la Universidad de Georgetown encontró que los estudiantes universitarios tienen más probabilidades de cancelar su saldo de tarjeta de crédito que otros grupos demográficos. Aun así, el estudio de Georgetown encontró que los estudiantes universitarios tienden a pagar tarde y superar sus límites de crédito con más frecuencia que otros grupos y por lo tanto incurren en más gastos que otros grupos.

Para obtener más información sobre este y otros asuntos de los consumidores entre en contacto con la División de Protección al Consumidor de la Procuraduría General visitando nuestro sitio Web www.ArkansasAG.gov o llamando al 682-2341 o al número gratuito 800-482-8982.

Staff Login