RSS

LA MEJOR OPCIÓN ES MANEJAR LA DEUDA DE TARJETAS DE CRÉDITO POR SU CUENTA

Wednesday, Aug 10, 2011

LITTLE ROCK - Poca gente rechazaría la oportunidad legítima de reducir la tasa de interés cobrada por su emisor de tarjeta de crédito, pero a menudo, las empresas que dicen poder negociar tasas de interés significativamente menores a cambio de una pequeña cuota por adelantado son cualquier cosa menos legítimas. Muchas veces, estas ofertas son hechas por los estafadores a través de llamadas telefónicas automáticas.

"Los residentes de Arkansas que reciben estas llamadas telefónicas automáticas de reducción de tasa de interés deben escuchar con escepticismo, más aún, descartarlas. Muchas son estafas", dijo el Procurador General Dustin McDaniel. Por esa razón, McDaniel publicó esta alerta al consumidor en el día de hoy.

Para cualquier persona que ha recibido llamadas de ese tipo, lo siguiente puede sonarle conocido: Las empresas detrás de las ofertas dicen que tienen una relación especial con los emisores de tarjetas de crédito. Que garantizan que las tasas de interés que ofrecen salvarán a los titulares de tarjetas de crédito de miles de dólares en intereses y cargos por financiamiento y les permitirá pagar la deuda de tarjetas de crédito tres a cinco veces más rápido. Ellos afirman que las tasas de interés más bajas están disponibles por un tiempo limitado, por lo que los consumidores tienen que actuar "ahora". Algunos incluso garantizan devolución de dinero para atraer a más consumidores.

La Comisión Federal de Comercio dice que las compañías detrás de estas llamadas automáticas no pueden hacer nada por usted que no pueda hacer por su propia cuenta - de forma gratuita. Los consumidores tienen tanta influencia con los emisores de tarjetas de crédito como estas empresas. Es más, estas empresas son más propensas que los individuos a que su solicitud de reducción de tasa de interés sea rechazada, independientemente de sus promesas o supuestos esfuerzos para negociar. De hecho, los investigadores de la Comisión Federal de Comercio han encontrado que las personas que pagan por estos servicios no obtienen la reducción de tasa de interés promocionada, no ahorran las cantidades prometidas, no pagan sus deudas de tarjetas de crédito de tres a cinco veces más rápido, y tienen que luchar para obtener un reembolso.

Si responde o se siente tentado a responder a una de estas llamadas telefónicas automáticas, recuerde:
• No dé su información de tarjeta de crédito. Una vez que el estafador tiene sus datos, puede hacer cargos a su tarjeta de crédito o vender la información a otros estafadores.
• No comparta información personal financieras o sensible, como su cuenta bancaria o número de Seguro Social. Los estafadores suelen pedir esta información durante una presentación de ventas, y luego utilizarla para cometer otros fraudes en su contra.
• Si la persona que llama sugiere o insinúa que la llamada y la oferta proviene de su emisor de tarjeta de crédito, desconfíe. No comparta información con la persona que llama. Póngase en contacto son su emisor de tarjeta de crédito de forma independiente para indagar si ofrece interés reducido en su tarjeta.
• Sea escéptico de las llamadas no solicitadas pregrabadas, especialmente si su número de teléfono se encuentra en el Registro Nacional No Llame. Usted no debe recibir ofertas mediante llamadas pregrabadas a menos que usted específicamente ha aceptado este tipo de llamadas de la persona que llama.
• Si usted acepta la llamada, y es capaz de obtener cualquier información acerca de la persona que llama, le recomendamos que reporte la información a la Oficina del Procurador General para ayudar en los esfuerzos que estamos llevando a cabo para luchar contra las llamadas telefónicas automáticas.
• Para informar sobre violaciones del Registro Nacional No Llame o para registrar su número de teléfono, visite www.DoNotCall.gov o llame al 1-888-382-1222.
Las normas de la Comisión Federal de Comercio prohíben que compañías que venden por teléfono servicios como estas ofertas de reducción de tasas de interés cobren tarifas antes de obtener resultados o reducir la deuda de una persona. Sin embargo, si usted decide hacer negocios con una compañía de alivio de deuda, es posible que tenga que depositar dinero en una cuenta bancaria asignada para esos efectos, que será administrada por un tercero independiente. El administrador de la cuenta puede cobrarle una tarifa razonable, y es responsable de transferir fondos de su cuenta para pagar a sus acreedores y la empresa de alivio de deudas cuando se obtiene un arreglo.

Lo más importante que deben saber los consumidores es que es mejor hacer sus propios esfuerzos si tienen la esperanza de reducir la tasa de interés que están pagando en compras con tarjeta de crédito. ¿Cómo? Llame al número de teléfono de servicio al cliente al reverso de su tarjeta de crédito y solicite una tarifa reducida. Mantenga la calma, sea paciente y persistente.

Si usted piensa que ha sido víctima de una estafa de reducción de interés de tarjeta de crédito presente una queja ante la Comisión Federal de Comercio en www.ftccomplaintassistant.gov o llame gratis al (877) 382-4357.

Si ha recibido cargos en su tarjeta de crédito por un servicio que no ordenó, autorizó o recibió, y no puede obtener un reembolso, dispute la transacción con su emisor de tarjeta de crédito. En primer lugar, llame y trate de detener el pago, dé seguimiento por escrito. Bajo la Ley de Facturación Imparcial de Crédito, usted tiene derecho a disputar los cargos por cualquier servicio que no recibió o cualquier transacción que usted no ha autorizado. Visite ftc.gov/credit
para más información.

También puede comunicarse con la División de la Procuraduría General de Protección al Consumidor en el (501) 682-2341, (800) 482-8982 o www.ArkansasAG.gov.

Staff Login