RSS

TRANSICIÓN DE WATTS A LÚMENES

Wednesday, Jul 13, 2011

LITTLE ROCK - Cuando los compradores buscan bombillas, una de las primeras cosas que verifican es la potencia. A partir del próximo año, sin embargo, "lúmenes" será la medida que los consumidores tendrán que buscar en las etiquetas de las bombillas.

"La potencia eléctrica sólo te dice cuánta energía utiliza una bombilla, pero eso no es tan útil con todas las nuevas bombillas de conservación de energía que han entrado al mercado durante la última década", dijo el Procurador General Dustin McDaniel. "Los lúmenes miden el flujo de brillo, por lo que es una mejor manera de comparar la cantidad de luz que las diferentes bombillas producen."

A partir del 2012, las nuevas etiquetas de las bombillas ayudarán a los compradores a entender mejor lo que están comprando. McDaniel publicó hoy esta alerta al consumidor para ayudar a los consumidores a prepararse para esta transición.

Nuevos focos - como las lámparas halógenas incandescentes, lámparas fluorescentes compactas (CFL) y diodos emisores de luz (LED) - duran más y consumen menos energía que las bombillas incandescentes tradicionales, ahorrando dinero a los consumidores en sus facturas de energía.

En el año 2012, de acuerdo con la Comisión Federal de Comercio, los fabricantes de focos comenzarán la inclusión de lúmenes en las etiquetas de los empaques de los focos para ayudar a los compradores a comparar "manzanas con manzanas" durante la compra de bombillas.

A menudo, la unidad de luz descrita va de "450 lm", que es equivalente al brillo de una bombilla de 40 vatios de luz incandescente estándar, a "2600 lm," el brillo equivalente a una bombilla de 150 vatios incandescentes. Una bombilla incandescente estándar de 60 vatios produce cerca de 800 lúmenes de luz. En comparación, a una bombilla CFL que produce 800 lúmenes utilizando menos de 15 vatios.

Para obtener más información acerca de lúmenes y el nuevo etiquetado de las bombillas, los consumidores pueden visitar la página web de la Comisión Federal de Comercio en www.ftc.gov/bombillas para ver un video y un folleto que explican la nueva medida y etiquetas.

Una vez que el comprador conoce la unidad de brillo de una bombilla, puede comparar también otros factores, como el costo anual de energía y la apariencia de luz de la bombilla, o la temperatura. El aspecto de la luz va de caliente a frío. La luz más cálida se ve más amarilla, como la luz de una bombilla incandescente tradicional, mientras que la luz más fría es más azul.

Para conocer el aspecto de luz de una bombilla de luz y toda la información pertinente, lea la etiqueta de datos de iluminación en el envase. La etiqueta de datos de iluminación ofrece a los consumidores la información que necesitan para comparar diferentes bombillas, incluyendo:

- Brillo (en lúmenes)
- Costo estimado anual de energía
- Duración estimada del foco (en años)
- Apariencia de luz (cuan caliente o fría se verá la luz)
- Potencia (la energía utilizada)
- Si la lámpara contiene mercurio

La etiqueta también puede incluir el logotipo de Energy Star, si la bombilla reúne la eficiencia energética y las normas de funcionamiento de la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Energía del programa Energy Star. Para más información sobre las normas de Energy Star, visite energystar.gov/espanol.

Para más información, visite el sitio web de la Comisión Federal de Comercio en www.ftc.gov/bombillas o comuníquese con el Departamento de Protección Pública de la Oficina del Procurador General al (501) 682-2341, (800) 482-8982 o www.ArkansasAG.gov.

Staff Login