Servicios de Alivio de Deuda


Muchas personas enfrentan una crisis financiera en algún momento de sus vidas. Si la crisis es causada por enfermedad personal o familiar, la pérdida de empleo, o demasiados gastos, puede parecer abrumador. Hay maneras legítimas para lidiar con dificultades financieras, pero también existen entidades sin escrúpulos que prometen alivio de deuda, pero sólo aumentan el problema financiero.

Cómo Distinguir entre una Estafa y una Oferta Legítima de Asistencia

No importa como se llame: "asesoramiento de deuda," "liquidación de deudas", "reparación de crédito" o cualquier otro nombre — si la publicidad del programa de alivio de deuda ofrecido describe como "rápido", "fácil" o "garantizado eliminar la deuda", probablemente es una estafa.

Desconfíe de cualquier organización de alivio de deuda que:

  • Cobra más de una cantidad nominal antes de asistirlo con sus deudas.
  • Lo presiona a hacer "contribuciones voluntarias". Lo cual es sólo otro nombre dado a los honorarios.
  • Ofrece un "nuevo programa gubernamental" para el rescate de la deuda de tarjeta de crédito personal
  • Garantiza que puede hacer desaparecer su deuda no asegurada.
  • Dice que deje de comunicarse con sus acreedores.
  • Le dice que puede detener todas las llamadas de colección de deudas y demandas.
  • Le promete que sus deudas no aseguradas pueden pagarse con una cantidad mínima de dinero.
  • Se niega a enviarle información de forma gratuita sobre los servicios que ofrece a menos que usted proporcione información financiera personal, como números de tarjetas de crédito y sus balances.
  • Intenta inscribirlo en un programa de alivio de deuda sin revisar su situación financiera.
  • Le ofrece un programa de alivio de deuda que no incluye capacitación sobre presupuesto y administración de su dinero.
  • Demanda que realice pagos a un programa de alivio de deuda antes de que sus acreedores hayan aceptado el programa.

Asesoría de Crédito

Algunas organizaciones de asesoría son entidades legítimas sin fines de lucro que trabajan con usted para resolver sus problemas financieros de crédito. Pero tenga en cuenta que, simplemente porque una organización dice que es "sin fines de lucro", no hay ninguna garantía de que sus servicios son gratuitos, de bajo costo o incluso legítimos. De hecho, algunas organizaciones de asesoría de crédito cobran tarifas altas, que pueden estar ocultas, o instar a los consumidores a hacer contribuciones "voluntarias" que pueden causar más deuda.

Los consejeros de crédito pueden ofrecer servicios a través de oficinas locales, internet o por teléfono. De ser posible, busque una organización que ofrezca asesoría en persona en su comunidad. Muchas universidades, bases militares, cooperativas de ahorro y crédito, autoridades de vivienda y sucursales de Servicio de Extensión Cooperativa operan programas sin fines de lucro de asesoría de crédito. Su institución financiera, agencia de protección al consumidor local y amigos y familiares también pueden ser buenas fuentes de información y referencia.

Las organizaciones de asesoría respetables pueden aconsejarle sobre la gestión de su dinero y deudas, ayudarlo a desarrollar un presupuesto y ofrecer talleres y materiales educativos gratuitos. Sus consejeros son certificados y capacitados en áreas de crédito de consumo, administración de dinero y deuda y presupuesto. Los consejeros discuten con usted su situación financiera y le ayudan a desarrollar un plan personalizado para resolver sus problemas de dinero. Ninguno de ellos le dirá jamás que la solución a su problema de crédito será "rápida" o "fácil". Una sesión de consejería inicial dura normalmente una hora, con una oferta de sesiones de seguimiento.

Planes de Manejo de Deuda

Si sus problemas financieros se derivan de exceso de deuda o incapacidad para pagar sus deudas, una agencia de asesoría de crédito puede recomendarle que se inscriba en un plan de manejo de deuda (DMP, por sus siglas en inglés). Un DMP por sí solo no es asesoramiento de crédito y DMPs no son aconsejables para todas las personas. Usted debe inscribirse en uno de estos planes sólo después de que un consejero de crédito certificado haya pasado tiempo revisando minuciosamente su situación financiera y le haya ofrecido asesoramiento personalizado sobre la gestión de su dinero. Incluso si un DMP es apropiado para usted, una organización de crédito respetable todavía puede ayudarle a crear un presupuesto y enseñarle maneras en que puede administrar su dinero.

En un DMP, usted deposita dinero mensualmente en la organización de asesoramiento de crédito, que utiliza sus depósitos para pagar sus deudas no aseguradas, como sus tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles y facturas médicas, según un calendario de pagos que el consejero desarrolla con usted y sus acreedores. Sus acreedores podrán acordar bajar sus tasas de interés o renunciar a ciertos cargos, pero verifique con todos sus acreedores las concesiones que describe una organización de asesoría de crédito. Un DMP exitoso requiere hacer pagos regulares, oportunos y podría tomar 48 meses o más para completarse. Pregúntele al consejero de crédito cuánto tiempo estima que tomará completar el plan. Es posible que deba abstenerse de solicitar — o utilizar — cualquier crédito adicional mientras usted está participando en el plan.

Programas de Liquidación de Deuda

La liquidación de deudas difiere de la asesoría de crédito o DMPs. Con la liquidación de deudas, no se hacen pagos periódicos regulares a sus acreedores. Más bien, el proveedor de liquidación de deuda se compromete a negociar una suma global para liquidar la deuda por un importe menor al que actualmente adeuda. Esto puede ser muy arriesgado y tener un impacto negativo a largo plazo en su informe de crédito y, a la vez, en su capacidad de obtener crédito.

Algunas compañías de liquidación de deuda pueden afirmar que pueden lograr que su deuda se amortice por una cantidad mucho menor – en un 30 a 70 por ciento del saldo adeudado. Por ejemplo, si usted debe $10,000 en una tarjeta de crédito, una empresa de liquidación de deuda puede afirmar que puede lograr que usted pague la deuda por menos, digamos $4,000. Sólo en raras ocasiones estas afirmaciones son ciertas. Cualquier empresa de liquidación de deuda que afirma que con éxito resuelve la mayoría o la totalidad de las deudas de la mayoría o todos sus clientes probablemente está mintiendo.

Las empresas de liquidación de deuda a menudo ofrecen sus servicios como una alternativa a la bancarrota. Pueden afirmar que utilizar sus servicios tendrá poco o ningún impacto negativo en su capacidad para obtener crédito en el futuro, o que cualquier información negativa puede borrarse de su informe de crédito cuando termine su programa de negociación de la deuda. Las empresas suelen decirle que deje de hacer pagos a sus acreedores y en su lugar, envíe los pagos a la compañía de negociación de la deuda. La empresa puede prometerle que mantendrá sus fondos en una cuenta especial y pagará a sus acreedores en su nombre.

No hay ninguna garantía de que los servicios ofrecidos por las compañías de liquidación de deuda son legítimos. Tampoco hay ninguna garantía de que el acreedor aceptará el pago parcial de una deuda legítima. De hecho, si usted deja de hacer pagos a una tarjeta de crédito, generalmente esto acarreará cargos e intereses a la deuda cada mes. Si usted excede su límite de crédito, cargos y recargos adicionales también pueden agregarse. Esto puede causar que su deuda original se doble o triplique. Todos estos cargos lo pondrán aún más en un agujero.

Los acreedores no tienen obligación de llegar a un acuerdo o negociar la cantidad que un consumidor debe, proporcionarán información a la agencias de informes de crédito, incluyendo la omisión de realizar pagos mensuales. Esto puede resultar en información negativa en su informe de crédito. Y en ciertas situaciones, los acreedores pueden tener derecho a demandarlo para recuperar el dinero que usted adeuda. En algunos casos, cuando los acreedores ganan un pleito, tienen derecho a embargar sus salarios o poner un gravamen sobre su vivienda. Finalmente, el Servicio de Renta Interna (IRS, por sus siglas en inglés) podrá imponer impuestos sobre cualquier cantidad de deuda perdonada.


Cuando se trata de su dinero, estamos de tu lado, Arkansas.